Make your own free website on Tripod.com
 
                              Alma música 
 

                    Yo soy borracho. Me seduce el vino 
                    luminoso y azul de la Quimera 
                    que pone una explosión de Primavera 
                    sobre mi corazón y mi destino. 

                    Tengo el alma hecha ritmo y armonía; 
                    todo en mi ser es música y es canto, 
                    desde el réquiem tristísimo de llanto 
                    hasta el trino triunfal de la alegría. 

                    Y no porque la vida mi alma muerda 
                    ha de rimar su ritmo mi alma loca: 
                    aun mas que por la mano que la toca 
                    la cuerda vibra y canta porque es cuerda. 

                    Así, cuando la negra y dura zarpa 
                    de la muerte destroce el pecho mío, 
                    mi espíritu ha de ser en el vacío 
                    cual la postrera vibración de un arpa. 

                    Y ya de nuevo en el astral camino 
                    concretara sus ansias de armonía 
                    en la cascada de una sinfonía, 
                    o en la alegría musical de un trino. 
 
 
 
 
 
 
 

                          Guitarra en duelo mayor 
 
 

                    I 

                    Soldadito de Bolivia, 
                    soldadito boliviano, 
                    armado vas con tu rifle, 
                    que es un rifle americano, 
                    soldadito de Bolivia, 
                    que es un rifle americano. 
 

                    II 

                    Te lo dio el señor Barrientos, 
                    soldadito boliviano, 
                    regalo de mister Johnson, 
                    para matar a tu hermano, 
                    para matar a tu hermano, 
                    soldadito de Bolivia, 
                    para matar a tu hermano. 
 

                    III 

                    ¿No sabes quien es el muerto, 
                    soldadito boliviano? 
                    El muerto es el Che Guevarra, 
                    y era argentino y cubano, 
                    soldadito de Bolivia, 
                    y era argentino y cubano. 
 

                    IV 

                    El fue tu mejor amigo, 
                    soldadito boliviano, 
                    el fue tu amigo de a pobre 
                    del Oriente al altiplano, 
                    del Oriente al altiplano, 
                    soldadito de Bolivia, 
                    del Oriente al altiplano. 
 

                    V 

                    Esta mi guitarra entera, 
                    soldadito boliviano, 
                    de luto, pero no llora, 
                    aunque llorar es humano, 
                    aunque llorar es humano, 
                    soldadito de Bolivia, 
                    aunque llorar es humano. 
 

                    VI 

                    No llora porque la hora, 
                    soldadito boliviano, 
                    no es de lagrima y pañuelo, 
                    sino de machete en mano, 
                    sino de machete en mano, 
                    soldadito de Bolivia, 
                    sino de machete en mano. 
 

                    VII 

                    Con el cobre que te paga, 
                    soldadito boliviano, 
                    que te vendes, que te compra, 
                    es lo que piensa el tirano, 
                    es lo que piensa el tirano, 
                    soldadito de Bolivia, 
                    es lo que piensa el tirano. 
 

                    VIII 

                    Despierta, que ya es de día, 
                    soldadito boliviano, 
                    esta en pie ya todo mundo, 
                    porque el sol salió temprano, 
                    porque el sol salió temprano, 
                    soldadito de Bolivia, 
                    porque el sol salió temprano. 
 

                    IX 

                    Coge el camino derecho, 
                    soldadito boliviano; 
                    no es siempre camino fácil, 
                    no es fácil siempre ni llano, 
                    no es fácil siempre ni llano, 
                    soldadito de Bolivia, 
                    no es fácil siempre ni llano. 
 

                    X 

                    Pero aprenderás seguro, 
                    soldadito boliviano, 
                    que a un hermano no se mata, 
                    que no se mata a un hermano, 
                    que no se mata a un hermano, 
                    soldadito de Bolivia, 
                    que no se mata a un hermano. 
 
 

 

                          Adivinanzas 
 
 

                         En los dientes, la mañana, 
                         y la noche en el pellejo. 
                         ¿Quién será, quién no será? 
                         El negro. 

                         Con ser hembra y no ser bella, 
                         harás lo que ella te mande. 
                         ¿Quién será, quién no será? 
                         El hambre. 
                         Esclava de los esclavos, 
                         y con los dueños, tirana. 
                         ¿Quién será, quién no será? 
                         La caña. 

                         Escándalo de una mano 
                         que nunca ignora a la otra. 
                         ¿Quién Será, Quién no Será? 
                         La limosna. 

                         Un hombre que está llorando 
                         con la risa que aprendió. 
                         ¿Quién será, quién no será? 
                         Yo. 
 
 
 
 
 

                          Caña 
 
 

                         El negro 
                         junto al cañaveral. 

                         El yanqui 
                         sobre el cañaveral. 

                         La tierra 
                         bajo el cañaveral. 

                         !Sangre 
                         que se nos va! 
 
 
 
 
 

                          Canción 
 

                         ¡De que callada manera 
                         se me adentra usted sonriendo, 
                         como si fuera la primavera ! 
                         (Yo, muriendo.) 

                         Y de que modo sutil 
                         me derramo en la camisa 
                         todas las flores de abril 

                         ¿Quién le dijo que yo era 
                         risa siempre, nunca llanto, 
                         como si fuera 
                         la primavera? 
                         (No soy tanto.) 

                         En cambio, ¡Qué espiritual 
                         que usted me brinde una rosa 
                         de su rosal principal! 

                         De que callada manera 
                         se me adentra usted sonriendo, 
                         como si fuera la primavera 
                         (Yo, muriendo.) 
 
 
 
 

                          Canto negro 
 

                        !Yambambó, yambambé! 
                         Repica el congo solongo, 
                         repica el negro bien negro; 
                         congo solongo del Songo 
                         baila yambó sobre un pie. 

                         Mamatomba, 
                         serembe cuserembá. 

                         El negro canta y se ajuma, 
                         el negro se ajuma y canta, 
                         el negro canta y se va. 
                         Acuememe serembó, 
                         aé 
                         yambó, 
                         aé. 

                         Tamba, tamba, tamba, tamba, 
                         tamba del negro que tumba; 
                         tumba del negro, caramba, 
                         caramba, que el negro tumba: 
                         !yamba, yambó, yambambé! 
 
 
 
 
 
 

                          Palabras Fundamentales 
 

                    Haz que tu vida sea 
                    campana que repique 
                    o surco en que florezca y fructifique 
                    el árbol luminoso de la idea. 
                    Alza tu voz sobre la voz sin nombre 
                    de todos los demás, y haz que se vea 
                    junto al poeta, el hombre. 

                    Llena todo tu espíritu de lumbre; 
                    busca el empinamiento de la cumbre, 
                    y si el sostén nudoso de tu baculo 
                    encuentra algún obstáculo a tu intento, 
                    ¡sacude el ala del atrevimiento 
                    ante el atrevimiento del obstáculo! 
 
 
 
 
 

                          Mulata 
 

                         Ya yo me enteré, mulata, 
                         mulata, ya sé que dise 
                         que yo tengo la narise 
                         como nudo de cobbata. 

                         Y fíjate bien que tú 
                         no ere tan adelantá, 
                         poqque tu boca E bien grande, 
                         y tu pasa, colorá. 

                         Tanto tren con tu cueppo, 
                         tanto tren; 
                         tanto tren con tu boca, 
                         tanto tren; 
                         tanto tren con tu sojo, 
                         tanto tren. 

                         Si tú supiera, mulata, 
                         la veddá: 
                         que yo con mi negra tengo, 
                         y no te quiero pa ná! 
 
 
 
 
 

                          Negro bembón 
 
 

                         ¿Po qué te pone tan brabo, 
                         cuando te dicen negro bembón, 
                         si tiene la boca santa, 
                         negro bembón? 

                         Bembón así como ere 
                         tiene de tó; 
                         Caridá te mantiene, te lo dá tó. 

                         Te queja todavía, 
                         negro bembón; 
                         sin pega y con harina, 
                         negro bembón, 
                         majagua de drí blanco, 
                         negro bembón; 
                         sapato de dó tono, 
                         negro bembón. 

                         Bembón así como ere 
                         tiene de tó; 
                         Caridá te mantiene, te lo dá tó. 
 
 
 
 
 

                          No sé porqué piensas tú 
 
 

                         No sé por qué piensas tú, 
                         soldado, que te odio yo, 
                         si somos la misma cosa 
                         yo, 
                         tú. 

                         TU eres pobre, lo soy yo; 
                         soy de abajo, lo eres tú; 
                         ¿de dónde has sacado tú, 
                         soldado, que te odio yo? 

                         Me duele que a veces tú 
                         te olvides de quién soy yo; 
                         caramba, si yo soy tú, 
                         lo mismo que tú eres yo. 

                         Pero no por eso yo 
                         he de malquererte, tú; 
                         si somos la misma cosa, 
                         yo, 
                         tú, 
                         no sé por qué piensas tú, 
                         soldado, que te odio yo. 

                         Ya nos veremos yo y tú, 
                         juntos en la misma calle, 
                         hombro con hombro, tú y yo, 
                         sin odios ni yo ni tú, 
                         pero sabiendo tú y yo, 
                         a dónde vamos yo y tú 
                         ! no sé por qué piensas tú, 
                         soldado, que te odio yo!